TIGRES CAMPEÓN

La Gran Final de la LIGA Bancomer MX se jugaba en un gran escenario: El Estadio BBVA Bancomer. Los ingredientes estaban puestos para vivir una noche mágica; Rayados y Tigres disputaban el Clásico Regio 115 para definir al campeón del Torneo Apertura 2017.

Luego de empatar a un gol en el partido de ida, Rayados y Felinos dieron cátedra desde los primeros minutos. El festejo se hizo presente apenas a los dos minutos, cuando Rogelio Funes Mori Funes Mori mató la redonda con el pecho, tras un pase de cerca de 50 metros, y la dejó plena para la llegada de Dorlan Pabón, quien pegó una volea que se anidó en el rincón izquierdo del marco.

Los anfitriones tomaron confianza luego del golazo tempranero, por lo que comenzaron a generar peligro con la mancuerna entre Dorlan y Funes Mori, que mostraron grandes condiciones en el primer tiempo.

Tuvieron que pasar cerca de 25 minutos para que Tigres equilibrara la balanza en medio campo; ya pasaban el medio campo con balón controlado y probaron con algunos disparos que no fueron problema para el cancerbero de casa.

Pero los Tigres aplicaron un giro de tuerca a los 30 minutos. El balón llegó a Jesús Dueñas por la banda derecha; el mediocampista devolvió a la altura de la media luna y Eduardo Vargas pegó un disparo rasante que le botó a Hugo González antes de anidarse en las redes.

Con todo el factor anímico de su lado, el cuadro felino clavó el segundo de la noche. Ocurrió al 33´ en un tiro de esquina. El balón llegó en cortito para Rafael Carioca, quien mandó un centro a la olla y Francisco Meza metió un frentazo picado para vencer al portero.

El complemento reanudó las acciones con altas expectativas; Rayados estaba obligado a adelantar líneas en busca del empate. Al 54´ gestaron la primera, en un tiro de esquina donde Luis Fuentes se levantó por los aires y conectó un martillazo que Nahuel Guzmán rechazó con la rodilla haciendo gala de buenos reflejos. Era el minuto 54´.

La siguiente fue hasta el 66´; los de casa llamaron la atención por medio de su central Luis Montes, que cascó un rebote en los linderos del área y su disparo salió apenas a unos centímetros del metal izquierdo. El marcador continuaba 1-2 a favor de los felinos.

A los 81 minutos se presentó una inmejorable para los Rayados; una pena máxima que prometía emparejar la serie y mandarla a los tiempos extra. Sin embargo, Avilés Hurtado mandó su remate por encima de la horizontal.

El último fallo norteño fue de Rayados, algo que terminó por sepultar sus aspiraciones contra unos Tigres que supieron manejar la situación en la recta final. De esa forma se agotó el segundero luego de cinco minutos de descuento. Tigres forjaba su seto título en la historia del Futbol Mexicano en el Estadio BBVA Bancomer.

%d bloggers like this: