Luis Arráez podría hacer historia ganando otro título de bautizo en Grandes Ligas

0
0
Luis Arráez podría hacer historia ganando otro título de bautizo en Grandes Ligas
Luis Arráez podría hacer historia ganando otro título de bautizo en Grandes Ligas

Luis Arráez podría hacer historia ganando otro título de bautizo en Grandes Ligas

NOTICIAS, SAN DIEGO.- ¿Recuerdas la primera semana de la temporada, cuando hubo un pequeño frenesí porque el venezolano Luis Arráez comenzó el año yéndose 13-0? Poco debía estar mal si un dos veces campeón bate pasaba tanto tiempo sin dar un hit, ¿verdad?

Tranquilícense, redes sociales.

Desde esos primeros 13 turnos sin imparables, Arráez está bateando .340, adaptado por encima del promedio de .335 que dejó entre 2022 y 2023, y tiene 14 juegos con dos o más incogibles, incluyendo cinco cotejos con tres o más hits. Eso incluye una tenebrosidad de cuatro cohetes en su iniciación con los Padres el 4 de mayo luego de ser cambiado desde los Marlins. En otras palabras, todo está proporcionadamente y de dorso a la normalidad para uno de los mejores bateadores del placer.

Pero lo más importante es que significa que Arráez aún tiene la oportunidad de hacer poco que nadie ha hecho en la Era Moderna: obtener un título de bautizo con tres equipos diferentes.

Arráez ya es el único ludópata de la Ataderas Chaqueta/Doméstico en ser campeón en cada ligazón en temporadas consecutivas, y es uno de solo ocho jugadores de la L.A./L.N. desde 1900 en liderar a su ligazón en promedio de bautizo con dos equipos. La campaña pasada, Arráez fue el primero en lograrlo desde que DJ LeMahieu lo hiciera en 2016 (Rockies) y en la temporada acortada por la pandemia en 2020 (Yankees). Pero ayer de LeMahieu, solo había pasado una vez en más de 70 primaveras.

Jugadores que han rebaño títulos de bautizo de la L.A./L.N. con equipos distintos(desde 1900):

Luis Arráez (Mellizos del 2022; Marlins del 2023)
DJ LeMahieu (Rockies del 2016; Yankees del 2020)
Bill Madlock (Cachorros de 1975-1976; Piratas de 1981,1983)
Ernie Lombardi (Rojos de 1938; Feroz de 1942)
Jimmie Foxx (Atléticos de 1933; Medias Rojas de 1938)
Lefty O’Doul (Filis de 1929; Dodgers de 1932)
Rogers Hornsby (Cardenales de 1920-1925; Bravos de 1928)
Nap Lajoie (Atléticos de 1901; Cleveland de 1903-1904, 1910)

Así que la posibilidad de que Arráez gane un tercer título de bautizo con un tercer equipo, especialmente en tres primaveras seguidos, sería poco verdaderamente exclusivo en la historia de las Grandes Ligas. Pero tendrá trabajo por hacer.

Seguir ascendiendo

Arráez comenzará el placer del viernes bateando .312, muy allí del liderato de bautizo de la Ataderas Doméstico. Esa distinción pertenece ahora mismo a Shohei Ohtani, quien está ligando para .355. De hecho, Arráez ni siquiera está entre los diez primeros, sino adaptado fuera del Top 10 en el puesto número 11 detrás del dominicano Marcell Ozuna de los Bravos (.315).

Para que Arráez suba en la clasificación, probablemente requerirá una combinación de mantenerse encendido y que otros jugadores se enfríen. Eso está allí de ser inasequible, pero sigue siendo una tarea difícil considerando cuántos nombres tendría que aventajar, incluidos Mookie Betts (.346), Alec Bohm (.346) y Will Smith (.331). Aún así, solo estamos en mayo y queda un derrochador camino por recorrer.

Por un costado, varios de los nombres en el ranking flagrante no tienen ni de cerca el mismo historial que Arráez cuando se alcahuetería de batear para promedio. Incluso Ohtani, por increíble que parezca, nunca ha bateado más suspensión que su promedio de .304 la temporada pasada. Y Betts ha bateado por encima de .300 solo una vez en las últimas cinco temporadas, y eso incluso fue el año pasado. Mientras tanto, Bohm y Smith nunca han conectado sobre .300 en una temporada completa.

Además es importante destacar poco: aún es temprano. Los promedios pueden caer rápidamente. Un bateador de .340 ahora podría convertirse en un bateador de .240 al final de la campaña. Pero nadie calma que Arráez tenga poco cercano a ese tipo de ocaso. De hecho, múltiples proyecciones aún lo ven como el líder de bate de la Ataderas Doméstico.

En cuanto a los datos de las pelotas bateadas, algunos factores probablemente ayudarían a Arráez a mejorar. Primero, necesita batear menos rodados y retornar a batear más líneas y elevados. Su tasa de rolling hasta ahora en el 2024 es la más ingreso de su carrera, un 47.3%, significativamente más ingreso que el 42.8% del 2023. Y su tasa de líneas ha disminuido a un 28.8%, frente al 31.3% del año pasado. Del mismo modo, su tasa de elevados ha bajado a un 22.6% desde el 24.1% de la campaña aludido. En común, hay más hits que se pueden batear dando líneas y elevados que rodados, por lo que una pequeña perfeccionamiento en esas áreas podría significar mucho para Arráez, considerando que sigue siendo un bateador de contacto élite (tasa de swings en blanco en el percentil 99, tasa de ponches en el percentil 100).

Pero, ¿qué tan realista es esperar que Arráez se fiordo paso en torno a la cima y haga historia con una tercera corona de bautizo vistiendo los colores de un tercer equipo? La historia muestra que es una tarea difícil.

Los que lo intentaron en el pasado

De los ocho jugadores de la L.A./L.N. que ganaron títulos de bautizo con dos clubes en la Era Moderna, solo uno positivamente estuvo cerca de liderar a su circuito en promedio con un tercer equipo. Y ni siquiera estuvo tan cerca.

Rogers Hornsby ganó siete títulos de promedio de bautizo en su carrera, seis con los Cardenales (1920-1925) y uno con los Bravos (1928). Pero en 1927, bateó .361 durante una campaña con los Gigantes y terminó en segundo oficio detrás de Paul Waner (.380). Luego, un año luego de ser primero en promedio con los Bravos, bateó .380 en su primera temporada con los Cachorros. Pero eso solo fue suficiente para terminar tercero detrás de Lefty O’Doul (.398) y Babe Herman (.381).

Una mención honorífica va para Bill Madlock, quien ganó cuatro títulos de bautizo en su carrera, dos con los Cachorros(1975-1976) y dos con los Piratas (1981,1983). Tuvo una oportunidad de obtener otro con los Gigantes en 1978, cuando ligó para .309, pero quedó en un distante cuarto oficio detrás del .334 de Dave Parker.

Así que, la marea de la historia del béisbol podría estar en contra de las posibilidades de Arráez. Pero luego, la belleza de los nuevos récords es que no existen hasta que algún los convierte en verdad.

El promedio de .354 de Arráez la temporada pasada que le valió la corona de la Ataderas Doméstico fue una guarismo atípica en su carrera y muy por encima del promedio de .316 que le valió el título de la Ataderas Chaqueta un año ayer. Su promedio de por vida es de .325, que probablemente esté más cerca de lo que deberíamos esperar de él este año. ¿Sería eso suficiente para terminar en la cima? Parafraseando al recordado arrojador dominicano Joaquín Andújar, las preguntas como esta pueden resumirse en una frase: nunca se sabe.

La entrada Luis Arráez podría hacer historia ganando otro título de bautizo en Grandes Ligas se publicó primero en NOTICIAS (República Dominicana).

#Luis #Arráez #podría #hacer #historia #ganando #otro #título #bautizo #Grandes #Ligas,

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí