Mendilibar lleva al Olympiacos a su primera final europea

0
4
Mendilibar lleva al Olympiacos a su primera final europea
Mendilibar lleva al Olympiacos a su primera final europea

Mendilibar lleva al Olympiacos a su primera final europea

NOTICIAS, MADRID.- El técnico castellano José Luis Mendilibar hizo historia y llevó al Olympiacos a su primera final continental tras retornar a imponerse (2-0) este jueves al Aston Villa del igualmente castellano Unai Emery, al que ya derrotó en la ida por 2-4, en el choque de revés de las semifinales de la Ataderas Conferencia.

Una clasificación incomprensible sin la conducta del punta marroquí Ayoub El Kaabi, que tras firmar tres goles la pasada semana pasada en Birmingham, no desaprovechó la primera ocasión que dispuso para superar a los diez minutos de conjunto (1-0) al conjunto difícil en el tanteador.

Todo un mazazo para el Aston Villa que a diferencia de lo ocurrido en el partido de ida, donde sufrió lo indecible delante la presión elevada del Olympiacos, se mostró mucho más cómodo en la salida del balón.

De hecho, el conjunto inglés, que buscaba regresar a una final continental 42 abriles luego de coronarse campeón de Europa delante el Bayern de Múnich en Rotterdam, fue el primero en venir con peligro. Pero el remate de cabecera de Ollie Watkins a los cinco minutos de conjunto se estrelló en el cuerpo del central portugués David Carmo que volvió a hacer elegancia de su sentido de la anticipación.

Quien no falló fue El Kaabi, que en el primer balón que tocó puso en superioridad el equipo de El Pireo tras remachar a las redes un centro del limítrofe castellano Joaquín Marín ‘Quini’, exjugador del Explosivo.

Un gol que obligaba a las de Unai Emery a tener que marcar tres tantos para forzar una prórroga, que se antojaba más que complicada delante la desidia de pegada del equipo inglés, que pese a inquirir el ámbito rival al punto que fue capaz de gestar claras ocasiones de gol.

Y cuando lo logró los jugadores del Aston Villa se toparon con el cancerbero nave Konstantinos Tzolakis como ocurrió en el tiempo de prolongación en un remate desde la primero del ámbito del jamaicano Leon Bailey que el cancerbero heleno solventó con una gran intervención.

Una circunstancia que no impidió al equipo inglés seguir buscando el ámbito rival en la segunda centro, aunque con el mismo resultado que en el primer tiempo, ya que los ‘villanos’, pese al empeño de Watkins, nunca dieron la sensación de poner en duda la clasificación para la final del Olympiacos.

Sin capacidad para dotar de la velocidad necesaria a la circulación del balón para inquietar a los defensores locales el Aston Villa no sólo vio como poco a poco se quedaba sin tiempo para la remontada, sino como cada vez quedaba más expuesto a las peligrosas contras del conjunto difícil.

La fórmula con la que llegó el segundo y definitivo tanto del Olympiacos, obra, como no, de Ayoub El Kaabi, que ratificó a los 78 minutos su condición no sólo ya como el nombre propio de esta eliminatoria, sino de la competición de la que el atacante marroquí es el mayor realizador con diez dianas.

Un gol no exento de suspense ya que el colegiado tuvo que acogerse al VAR para conceder validez a una bono que el colegiado teutón Felix Zwayer había anulado inicialmente por fuera de conjunto.

Tanto que convirtió al Olympiacos, que se medirá el próximo 29 de mayo en el campo del AEK de Atenas con un Fiorentina, que repite final de la Ataderas Conferencia, en el segundo equipo difícil en alcanzar una final europea tras el Panathinaikos que disputó en el apartado 1971 la final de la Copa de Europa.

Una final en la que el técnico castellano José Luis Mendilibar tratará de conquistar su segundo título continental consecutivo tras proclamarse el pasado curso campeón de la Ataderas Europa con el Sevilla.

La entrada Mendilibar lleva al Olympiacos a su primera final europea se publicó primero en NOTICIAS (República Dominicana).

#Mendilibar #lleva #Olympiacos #primera #final #europea,

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí